Bienvenidos, La Princesse Ensorcelée

Sí, soy una chica llena de sueños, de vuelos y mariposas; sí, tal vez esté enamorada del amor mismo... y, como todos, soy reflejo del aire que respiran nuestros Dioses. Estoy entre dos mundos, dejando atrás mi niñez, estoy ante el velo de los misterios que invitan a crecer. Que el Anciano de los Día me ayude y me proteja en mi travesía mágica. Las mariposas llegarán pronto pronto con sus colores naranjas, amarillos, ocres y azules. El mundo es cada vez más maravilloso ¿Nunca creiste volar con las Hadas? Yo ya enfrenté el miedo con mi espada dorada, ¡Libérate! Hay sentimientos que nacen del Alma y yo quiero que me acompañes en mi Felicidad!!

jueves, 14 de mayo de 2009

La Princesse Ensorcelée ( tomo I, capítulo 7 )


"¿Quienes son esos jinetes? El cielo ha oscurecido las formas, ya no se puede ver, y esas pupilas de caleidoscopio solo distinguen una espada.
Alas.
Alas se despliegan con el fulgor del amanecer. Ya nadie sabe quién es, ella misma desconoce su corazón... Simplemente está allí, flotando libre en la inmensidad... Unas manos envuelven las suyas, las plumas se dispersan, se funden las almas en un abrazo infinito. Se siente el latir de corazones acelerados...

... No veo tus ojos, no distingo quién eres...

Mi corazón está confundido, debo elegir, y no sé a quien... Mi espada tiembla, el suelo firme que antes yacía bajo mis pies se agrieta, se desmorona... Necesito ver con el corazón, necesito un poco más de información, necesito eliminar una posibilidad, necesito hablar con tranquilidad...

¿Cuál será el futuro de esta espada?






No me gusta sufrir. Si no quieres dejar que me acerque, si no puedo volver atrás, no dudaré en irme."

1 comentario:

Le Petit Gothique dijo...

Soy un seguidor de tu historia y me veo impaciente para q publiques el siguiente capitulo.
Continua con tu trabajo que has estado haciendolo de buena manera.