Bienvenidos, La Princesse Ensorcelée

Sí, soy una chica llena de sueños, de vuelos y mariposas; sí, tal vez esté enamorada del amor mismo... y, como todos, soy reflejo del aire que respiran nuestros Dioses. Estoy entre dos mundos, dejando atrás mi niñez, estoy ante el velo de los misterios que invitan a crecer. Que el Anciano de los Día me ayude y me proteja en mi travesía mágica. Las mariposas llegarán pronto pronto con sus colores naranjas, amarillos, ocres y azules. El mundo es cada vez más maravilloso ¿Nunca creiste volar con las Hadas? Yo ya enfrenté el miedo con mi espada dorada, ¡Libérate! Hay sentimientos que nacen del Alma y yo quiero que me acompañes en mi Felicidad!!

domingo, 19 de julio de 2009

Verano


Era pleno verano. Eso puedo asegurarlo: las hojas en los árboles estaban todas verdes, y el bosque olía a frutos silvestres. Siempre que creíamos lejos u ocupados a todos los jóvenes que conocíamos, mi amiga y yo nos bañábamos en un gran lago que había bosque adentro, oculto en una hondonada. El calor era más llevadero a la sombra de los árboles, todo el bosque estaba tremendamente alegre.
Algunos días veía al pastor. Seguía sintiéndome muy feliz a su lado, y la alegría era compartida. Realmente eso me alegraba. Ahora que lo pienso, cada vez que recuerdo al pastor no puedo evitar sonreír... Creo que definitivamente quiero estar con él. Me gusta, creo que me estoy enamorando de a poco
¡Y eso me pone aún más feliz!
Entonces está bien. Sin embargo, hay muchas cosas que todavía no están solucionadas del todo. Es cierto que el Pastor ha logrado sanar, poco a poco, las heridas que dejó en mí el Príncipe, y que ahora me siento mucho mejor respecto a eso. Sin embargo...
Mi ángel... No puedo permitir que por siempre sea un espíritu vagabundo... Sé que me ha estado acompañando: no lo veo, pero le presiento desde que salí de la Ciudad de las Torres. Sin embargo, no me ha dirigido la palabra y eso me asusta un poco... sé que cuando me acercaba al Príncipe se enojaba conmigo, lo que no pasa con el Pastor. Sin embargo me preocupa esta ignorancia de su parte... temo que se sienta olvidado por mi... ¿qué voy a hacer? No puedo alejarme en momentos tan decisivos...

Por otra parte, hay una idea fija en mí. Algo así como un miedo que se ha ido acrecentando con el paso del tiempo. Se inició cuando fui consiente del hechizo que tenía encima...
Juré
...y rogué que nunca,
pero nunca,
sería posesión de alguien.

_ Unir lazos... a mi me suena a cadenas. Me divierto más si soy totalmente libre... puedo volar feliz.
_ eh... ¿dijiste algo?_ me preguntó mi amiga dándose la vuelta en el agua.
_ No, nada_ sonreí rápidamente.
_ ¡Sí dijiste! No me digas que nada. Vamos, no seas así de malvada. Decime_ insistió con una sonrisa que no dejaba de ser tremendamente insistente.
_ No sé que voy a hacer si el Pastor me propone algo.
_ ¿Algo como un affaire?
Reímos un rato, bromeando y llenando el espacio con nuestras alegres voces.
_ Me alegro que por lo menos ya estés aceptando esa posibilidad_ me sonrió con complicidad.
_ No sé si aceptaré... el noviazgo... me gustaría más un "seamos felices juntos" que un "¿quieres ser mi novia o prometida?"...

No lo sé...
puede que sean tonteras mías del momento.
No lo sé...

3 comentarios:

Liam dijo...

Hola! Muchas gracias por el comentario! ^^ Me pasé por tu blog y la verdad que está muy bueno! Aunque tengo que leer todo desde el comienzo je Me gustó mucho la organización por capítulos, muy original ;)
Me verás seguido por aquí :)
Saludos!

Cheba dijo...

Llega cada vez más gente a conocer tu trabajo y eso esta bueno.
Ahora temes un sostén para seguir, sabiendo que no será en vana la historia y conseguiste un par de fans.
Prometo hacer fila para la peli y los libros, tal vez junto a mis niños.
Prometo acompañarte siempre que sea necesario, pero como nunca sabré el momento en que es realmente necesario, estaré seguido para no decir siempre.
Prometo que llegada la vejez podre decir las cosas que debí haber dicho hace tiempo pero que no lo hice.
Princesa soy el Príncipe de la espada azul, conocido como el viajero.
Princesa soy tu hermano mayo descendiente de tu mismo padre pero no de tu misma madre.
Princesa suerte y se fiel a tus convicciones, tu ángel y tu amiga, saben lo que es bueno para vos.
Princesa Adiós, debo partir porque ese es mi camino, y descuida que mi lobo estará cerca siempre que lo necesites, mas mis lágrimas formaran tu coronilla, que adornara tus largos cabellos de trigo. Mi sangre roseara tu rostro y dejara la caricia que nunca has de olvidar.
Princesa todo concluye y es eterno el momento en el que te vi, es eterno lo que mi corazón expresa hacia el tuyo, es eterno todo mientras dura en la memoria.

Clover_trevol dijo...

del mismo padre?? >.<' Miau...

Clover
[administradora namber uan de un blog en reforma]